Menu

31 Aug, 2020

Batch Cooking: las claves para ahorrar tiempo y dinero

Batch Cooking: las claves para ahorrar tiempo y dinero Batch Cooking: las claves para ahorrar tiempo y dinero
Facebook Instagram Copiar Link Whatsapp

Si hoy día le explicasemos a nuestra abuela que practicamos el batch cooking, nos diría que eso es lo que ella ha hecho toda la vida. Y es que no es nada nuevo, pero sí una tendencia en alza adaptada a nuestros tiempos.

Básicamente se trata de cocinar en pocas horas la comida para toda la semana, logrando así comer más sano y teniendo más tiempo libre para ti el resto de la semana para hacer lo que te apetezca, que es lo más importante.

Es una técnica de organización de los menús semanales en la que ahorras en estrés, optimizas al máximo los recursos y las cocciones de alimentos y hasta puedes aventurarte a aprender nuevas recetas. Además, nos acerca a la comida casera, evitándonos tirar de productos ultraprocesados o platos preparados cuando no sabemos qué comer.

Cocinar en lotes, que es lo que significa Batch Cooking, son casi todo ventajas:

- Ahorras tiempo, porque te organizas de manera inteligente y eficiente.

- Ahorras energía, tanto consumo energético por concentrar todo el trabajo en unas horas, como energía propia nuestra.

- Ahorras dinero, ya que puedes comprar a granel con mejores precios y menos envases, además de que no compras comida de más que luego tengas que tirar.

- Es beneficioso para el medio ambiente, porque desperdiciamos menos alimentos y ahorramos energía.

- Consumes alimentos de temporada

- Diseñas un menú equilibrado de comida casera para la semana y no tiras de platos preparados, ni ultraprocesados.

Si tiene una desventaja es el deterioro de los platos que preparamos. El tiempo óptimo de conservación en nevera es de 2-3 días máximo. Por lo que lo ideal para conservar bien es congelar o guardar al vacío.

Pocos alimentos existen que no se pueden congelar (algunas verduras como la lechuga, rúcula, canónigos, champiñones crudos, alimentos con contenido en grasa, como nata, mayonesa o salsas muy grasas que tienden a cortarse cuando se congelan…). En estos casos, mejor guardarlos en la nevera en un recipiente bien cerrado y comerlo cuanto antes.

Una buena congelación debe hacerse de forma rápida y a temperaturas aprox -18 para evitar la formación de cristales. Y no deben congelarse los alimentos calientes, para no aumentar la temperatura del congelador.

Las claves del batch Cooking

Lo primero y más importante es planificar el menú semanal, lo más saludable y variado posible. Debemos elegir una o dos carnes, uno o dos pescados y/o mariscos, uno o dos cereales a ser posible integrales y varios vegetales que sirvan para varios platos. Contar con legumbres secas, en conserva o de bote son una forma sencilla y rápida de integrarlas en nuestra dieta. Utiliza Ingredientes o preparaciones que sean reutilizables para varias recetas.

Organizar la lista de la compra. Al tener el menú planteado, comprarás solo lo que necesitas. Lo ideal es hacer la compra el día que vayas a cocinar, o el anterior, y comprar alimentos frescos y de temporada para hacer nuestras recetas, que se puedan congelar.

Multiplica los alimentos y prepara más cantidad. Estará hecho casi en el mismo tiempo pero tendrás para otras ocasiones, sobre todo con los guisos y potajes. Cremas de verduras, vichyssoise, consomés… haces en cantidad, descongelas y consumes

Prepara platos que sean fáciles de congelar. Y cuando vayas a consumirlos, basta con descongelarlo con suficiente antelación dejándolos en la nevera.

Utiliza envases para almacenar y congelar la comida preparada que sean lo más óptimos: tápers de cristal herméticos, tarros de cristal, bolsas de silicona con cierre, tarteras que cierren bien, que sean apilables… Y con tamaños adecuados a las porciones de la familia. Al congelar, protege bien los alimentos para evitar quemaduras por frío, ni que cojan olores o sabores extraños. En el caso de líquidos, no llenes los envases hasta el borde, porque se dilatan al congelarse y ocupan más.

Es aconsejable etiquetar los platos antes de congelar o guardar en la nevera, añadiendo al nombre del plato la fecha de elaboración e incluso el día planificado para comerlo.

Si quieres iniciarte en el mundo del batch cooking, te proponemos que revises nuestras propuestas de menús semanales. ¿Te animas a ahorrar tiempo en la cocina?